domingo, 22 de julio de 2012

Fumana scoparia

Fumana scoparia, de la familia de las Cistáceas (Cistaceae), es un pequeño arbusto de hasta 40 centímetros de altura y flores amarillas, como todas las especies de su género, propio de matorrales soleados sobre suelos en general de carácter básico.
Fumana scoparia
Puede resultar un poco engorroso el estudio del género Fumana en la provincia de Cádiz ya que el número de especies difiere mucho según las publicaciones.
Flora Vascular de Andalucía Occidental (1987) solo  menciona tres especies, mientras que en el tomo III de Flora iberica (1993) son cinco las citadas. Lo curioso es que entre ambas publicaciones solo hay una especie en común, de la misma manera que es extraño que en la primera de ellas solo aparezca uno de los cuatro taxones que menciona Pérez Lara a finales del siglo XIX en su Florula Gaditana. En resumen, contando las citas publicadas en la bibliografía consultada, nos sale un total de siete especies del género Fumana en la provincia.
Fumana scoparia
Fumana scoparia aparece citada en Flora Vascular de Andalucía Occidental para las comarcas de Grazalema, Campiña Alta y Subbética. Flora iberica la considera ampliamente distribuida por casi toda la región mediterránea y muy localizada en la mitad oriental de la Península, pero no incluye a Cádiz en su área de distribución, y tampoco Pérez Lara la cita en la provincia.
Fumana scoparia
Por nuestra parte, en un artículo que publicamos en 2008 junto con Iñigo Sánchez en la revista de la Sociedad Gaditana de Historia Natural, dábamos cuenta de varias poblaciones que habíamos encontrado en años anteriores en el término de Puerto Real, y  que constituían las primeras citas de la especie para el litoral y la campiña baja de la provincia. En concreto, hasta la fecha hemos visto ejemplares de esta especie los pinares de Los Ojuelos, Miramundo, Doña Juana y Villanueva, en la Pinaleta de Derqui, en varios puntos de las cañadas y junto al arroyo Zurraque.
Fumana scoparia
En una entrada anterior ya hablamos de Fumana juniperina y Fumana thymifolia, precisamente las dos que tienen hojas opuestas. No hay confusión posible de Fumana scoparia con estas, ya que tiene hojas alternas, pero sí con otras especies que también tienen las hojas dispuestas de esta manera, como Fumana ericifolia o Fumana ericoides. Para distinguirla a primera vista tendremos que tener en cuenta que Fumana scoparia tiene inflorescencias terminales con dos o tres flores, en el extremo de las ramas, mientras que las otras dos especies tienen flores solitarias situadas entre las hojas.
Fumana scoparia
Hemos encontrado también ejemplares de Fumana ericifolia en Puerto Real, en los pinares de Ojuelos y Miramundo y en tramos de las cañadas, coincidiendo  en algunas zonas con Fumana scoparia, y en la Loma de La Espartosa, en Chiclana. J. M. Nieto ya la había observado en 1981 junto a la carretera del Marquesado, cerca del Barrio Jarana, y en el libro Bosques Isla de la provincia de Cádiz aparece citada en el Pinar de Los Ojuelos. Además, estamos convencidos de que la Fumana spachii que Pérez Lara cita cerca de El Puerto de Santa María, en el pinar de Laguna Seca de Puerto Real, y en la sierra de Albarracín, cerca de Benamahoma, es también Fumana ericifolia.
Fumana ericifolia

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada