sábado, 12 de mayo de 2012

Cynomorium coccineum subsp. coccineum

 
La forma tan particular de esta planta le ha valido un sinfín de nombres populares: cipote, esponja de Malta, hongo de Malta o cipote de lobo, además de supuestos usos medicinales. Se da la circunstancia de que no tiene hojas ni parte verde alguna, lo que acentúa su raro aspecto y disminuye su apariencia de planta, y durante el invierno la parte aérea desaparece.
Cynomorium coccineum subespecie coccineum
La ausencia de partes verdes ya hace pensar que no se puede alimentar de manera autónoma, sino que ha de servirse de alguna otra planta para sobrevivir. Según Flora Iberica parasita varios géneros de Quenopodiáceas (Chenopodiaceae), como Suaeda, Atriplex, Halimione, Salsola, y también de otras familias, incluyendo los géneros Frankenia, Inula y Tamarix.

Todavía en algunas publicaciones se la considera incluida en la familia Balanophoracea, aunque ya hace tiempo que se suele aceptar que el género Cynomorium constituye por sí solo una familia aparte, Cynomoriaceae, con una sola especie y dos subespecies.
Su distribución general incluye la región mediterránea y norte de Africa hasta Mauritania, Canarias y las estepas de Asia Central. En la Península Ibérica se distribuye irregularmente por zonas del litoral desde el Algarve portugués hasta Alicante y las islas de Ibiza y Formentera, así como en suelos salobres del interior de las provincias de Albacete, Murcia, Granada y Barcelona.
Detalle de las flores de Cynomorium coccineum
En la Bahía de Cádiz existe una cita de Chapé parasitando las raíces de tarajes (“Habitat in arenosis maritimis ad radices Tamaricis gallicae parasiticum, inter San Fernando et Cádiz) que refleja Pérez Lara en la parte segunda de Florula gaditana (1887) y Willkomm en su Supplementum Prodromi Florae Hispanicae (1893), aunque ya antes, en el Prodromus florae Hispanicae (1862-1862), del mismo Willkomm y Lange, aparece una cita en los alrededores de Cádiz (c. Gades ex LINN.).
Flora Vascular de Andalucía Occidental la cita como parásita sobre Atriplex halimus y Suaeda vera en el litoral de Huelva y Cádiz en base a una cita de Willkomm en Ayamonte - que no hemos conseguido encontrar - con la apostilla de que no se ha citado recientemente. Flora Vascular de Andalucía Oriental la considera rara en Almería y Guadiana Menor.
Grupo de Cynomorium coccineum
Podemos decir, pues, que cuando vimos unos cuantos ejemplares en la isla de Sancti Petri, junto a nuestro querido y recordado amigo Fernando Solís, desgraciadamente ya desaparecido, estábamos reencontrando la especie en la provincia después de más de un siglo. Al año siguiente, nuestro también amigo Iñigo Sánchez la encontró enfrente, en la Playa del Castillo, en San Fernando; según apunta en su Flora amenazada del litoral gaditano (2000), “parasitando a Suaeda vera y quizás a Retama monosperma”. En 1998 encontramos nuevas poblaciones en Torregorda y en la playa del Chato, confirmando la cita de Chapé pero no la planta hospedante, ya que los ejemplares de estas poblaciones parasitaban a Salsola vermiculata.
Salsola vermiculata parasitada por Cynomorium coccineum
Esta especie está catalogada de vulnerable en varias publicaciones, como el Libro Rojo de la flora silvestre amenazada de Andalucía y la Lista Roja de la flora vascular de Andalucía, y también en la ley 8/2003 de la flora y la fauna silvestres.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada