sábado, 6 de abril de 2013

Urginea maritima

Es una planta bulbosa de la familia de las liliáceas (Liliaceae), de amplia distribución en toda la región mediterránea y zonas colindantes, llegando al litoral portugués y alcanzando por el sur las Islas Canarias. En la Península Ibérica ocupa principalmente la mitad sur y es bastante frecuente en la mayor parte de la provincia de Cádiz.
Urginea maritima Tipo "B" (ver texto)
Su inflorescencia resulta muy llamativa, una vara que puede superar el metro y medio de altura con un racimo de varias decenas de flores blancas, sobrepasando frecuentemente el centenar. Es muy característico que las hojas no están presentes cuando la planta florece, sino que aparecen después de que las flores se hayan secado, en invierno y primavera, y se secan en verano, antes de que se produzca la siguiente floración. El bulbo puede alcanzar un tamaño considerable, pudiendo superar los 15 centímetros de diámetro, y es tóxico, aunque tiene aplicaciones medicinales.
Urginea maritima Tipo "A"
Se le asignan infinidad de nombres populares, pero el que suele figurar más frecuentemente en los libros es el de “cebolla albarrana”. Sin embargo, el que yo más oí de pequeño es el de “varita de San José”, aunque quien me lo dijo confundía a veces a Urginea maritima con los asfódelos o gamones (Asphodelus sp.).

Urginea maritima Tipo "A"
No es una especie que nos haya pasado desapercibida, pero comenzamos a interesarnos en serio por ella cuando tuvimos noticia de que en Cádiz había sido citada otra especie del mismo género: Urginea anthericoides. Es esta una especie africana que según la bibliografía ha sido observada en la Península Ibérica solo en dos ocasiones. Cuenta el ilustre botánico Pius Font i Quer en sus Notas sobre la flora gaditana, artículo publicado en 1927 en el Boletín de la Real Sociedad Española de Historia Natural, que Urginea anthericoides fue citada por Haenseler de la localidad malagueña de Carratraca aunque Willkomm dudaba de la veracidad de esta cita en el primer volumen del Prodromus florae hispanicae (1861-1862). Dice también que “En las cercanías de Chiclana halló Gros abundante una Urginea que no señaló en su Florula el Sr. Pérez Lara; según aquel recolector es allí frecuente…”.
Urginea maritima Tipo "A"
Enric Gros llevó unos cuantos bulbos al Museo de Ciencias Naturales de Barcelona, en cuyo jardín prosperaron y permitieron a Font Quer describir la planta de la siguiente manera: “Trátase de una Urginea de 30 a 70 cent. de altura, con el bulbo ovoideo de unos 4 a 6 cent. en la parte más abultada; el bohordo rollizo, del grueso de una pluma de ganso, rojo purpúreo, … ;las flores numerosas, en largo racimo de 15-30 cent., cada una en la axila de una bráctea membranosa de color castaño, …; las flores son de tépalos oblongo-lineares, obtusos, de unos 10 mm. término medio, de un blanco sucio, con una ancha banda rojiza en su parte media; … Las hojas, que nacen después de florecer la planta, son lanceolado-lineales, de unos 3 cent. de ancho, un poco acapuchonadas en su ápice, y algo carnosas, de un verde intenso; …”. Basándose en esto la identifica como Urginea anthericoides, pero como difiere de la forma típica, que tiene las brácteas más pequeñas y las flores de un tono rojizo, propone la combinación Urginea anthericoides variedad serotina para las plantas gaditanas.
Urginea maritima Tipo "A"
No se puede uno tomar a la ligera la opinión de un científico tan reconocido como Font Quer, así que desde que nos enteramos, gracias a Iñigo Sánchez y su libro Flora Amenazada del Litoral Gaditano, que el hallazgo de Gros no había sido confirmado hemos tenido siempre en la mente la posibilidad de encontrar ejemplares de Urginea anthericoides en nuestras correrías por el campo gaditano. Ya habíamos advertido la amplia diversidad que mostraban en sus características los ejemplares de Urginea maritima de la provincia, pero la habíamos atribuido a las propiedades del suelo, pero a partir de ese momento pusimos más atención a las cebollas albarranas que nos íbamos encontrando.
Urginea maritima Tipo "A" (la regla mide 30 cm)
A fuerza de observaciones, en los últimos años hemos conseguido distinguir en el entorno de la Bahía de Cádiz dos tipos o clases diferenciados por sus características morfológicas, período de floración y suelos que ocupan; llamémosles Urginea maritima A y Urginea maritima B para entendernos.
Urginea maritima Tipo "A"
Urginea maritima A, que generalmente encontramos en terrenos arenosos y cerca del litoral, se caracterizaría por: 
  • Tallos delgados, de hasta 6-7 milímetros de diámetro de sección, que rara vez alcanzan el metro de altura.
  •  Bulbos ovoideos, de hasta 8 centímetros de diámetro. 
  •  Hojas en general de menos de 6 cm de ancho, aunque los ejemplares más grandes de algunas poblaciones pueden alcanzar los 7 u 8. En el Pinar de Hierro, donde los ejemplares tienen un tamaño bastante homogéneo, no suelen superar los 4 cm de ancho, mientras que en el Pinar de La Algaida, en Puerto Real, se encuentran con relativa facilidad ejemplares con hojas de unos 6 ó 7 cm de anchura. 
  •  Inflorescencias poco densas y que no suelen sobrepasar las 60 flores. 
  •  Pedicelos florales de color rojizo, formando un ángulo de 45 a 60 grados con el tallo. 
  •  Brácteas más cortas que los pedicelos. En las espigas jóvenes rara vez superan a los capullos. 
  • Tépalos todos obtusos, con una línea dorsal oscura, rojiza.
Urginea maritima Tipo "B"
Urginea maritima B, que encontramos generalmente en terrenos arcillosos o margosos del interior, se caracterizaría por: 
  • Tallos altos, de más de un metro de altura y que alcanzan frecuentemente el metro y medio, y robustos, de más de 7 mm, y con frecuencia de 10 mm de diámetro de sección en la base. 
  • Bulbos esféricos y netamente más grandes que en el tipo anterior, que superan los 8 cm de diámetro, e incluso los 10, llegando los mayores ejemplares a 15 cm y más. Tratándose de plantas perennes, hay ejemplares jóvenes que no alcanzan los 8 cm, pero estamos considerando ejemplares mínimamente desarrollados. 
  • Hojas netamente mayores que las del tipo A, en general de más de 6 cm de ancho, pudiendo superar los 12, e incluso los 14. Rosetas de hojas claramente más robustas. 
  • Inflorescencias densas, con más de 60 flores y frecuentemente con más de 100.
  • Pedicelos florales de color blanco o rosado, formando un ángulo casi recto - de 60 a 90 grados - con el tallo. 
  • Brácteas casi tan largas o más largas que los pedicelos de las flores abiertas y que sobrepasan a los capullos en inflorescencias inmaduras, dándoles un aspecto “peludo” a estas.
  • Tépalos sin línea dorsal, o con una débil línea verdosa o rojiza. Los externos son agudos, mientras que los internos son obtusos.
Urginea maritima Tipo "B"
Los respectivos períodos de floración también son distintos, siendo más temprana la del tipo A aproximadamente en unas tres o cuatro semanas. Lo malo es que la separación entre los tipos A y B no es totalmente nítida, ya que con frecuencia se encuentran especímenes de características intermedias. Ejemplares de ambos grupos pueden coincidir a veces, y también con los intermedios, en las mismas zonas o en áreas muy próximas, por lo general donde contactan terrenos favorables para uno y otro grupo. En estos casos el período de floración puede solaparse parcialmente o no, floreciendo en este último caso los ejemplares tipo B cuando los escapos de los del tipo A están fructificando o secándose.
Urginea maritima Tipo "B"
Es inevitable pensar que, mientras los ejemplares de Urginea maritima tipo B se ajustan más a la descripción clásica de Urginea maritima, los del tipo A recuerdan a los que describe Font Quer, así es que es muy posible que fueran ejemplares de este tipo los que este eminente botánico identificó como Urginea anthericoides. La población que, entre las que hemos visto, más se ajusta a su descripción es la del Pinar de Hierro, que no dudamos visitó Font Quer, ya que en sus Notas sobre la flora gaditana dice: “Una de las más ricas localidades gaditanas es la de Chiclana. Crecen en sus pinares gran número de raras y curiosas especies que fueron nuestro deleite durante la primavera de 1925. Junto a Chiclana, rodeada de pinares en gran parte, está la Laguna de la Paja, de muy poco fondo, pero bastante extensa…”
Urginea maritima Tipo "B" (el marcapáginas mide 20 cm)
La publicación más reciente que hemos encontrado referida a este taxón es el borrador del género Urginea para el volumen XX de Flora iberica. Su autor, Enrique Rico, considera solo tres especies en el territorio abarcado por la obra; dos de ellas tienen una distribución reducida y no parecen presentar conflictos: Urginea undulata, presente en el litoral de Valencia y Alicante, y Urginea fugax en la isla de Ibiza.
Urginea maritima Tipo "B"
Hablando de la tercera dice que algunos autores han propuesto el reconocimiento de especies diferentes dentro de su amplia área de distribución, pero que en el material estudiado no han encontrado caracteres morfológicos que permitan distinguirlas. De acuerdo con este argumento mantiene el criterio tradicional y considera solo una especie, Urginea maritima, que englobaría también a Urginea anthericoides, de manera que ambos binomios serían sinónimos.
Urginea maritima Tipo "B" (la grabadora mide 100x35 mm)
Opina Enrique Rico que es muy posible que estas formas que reconocemos, u otras que se puedan distinguir en otras zonas, correspondan a taxones (especies, subespecies) diferentes, pero para determinarlos con seguridad se necesitan, tras observaciones de campo muy detenidas, técnicas de laboratorio como estudios genéticos o moleculares.  Esto queda ya fuera de las posibilidades de aficionados como nosotros y entra en el terreno de los especialistas, así que en el asunto de la Urginea maritima la pelota está en el tejado de los botánicos profesionales. A la espera de que alguno de ellos resuelva las dudas, los aficionados que leáis esto podríais a partir de ahora fijaros un poco mejor en las cebollas albarranas que encontréis y contarnos aquí vuestras opiniones.
Urginea maritima Tipo "B"

8 comentarios:

  1. Interesantisima entrada, si señor...

    ResponderEliminar
  2. Yo también he buscado la anthericoide pero nada de nada, a mi todas las que he visto me parecen de lamisma especie.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y es posible que sean la misma especie. Pero de lo que no hay duda es de la variabilidad de los ejemplares, no solo en el ámbito provincial, sino en el más reducido de la Bahía de Cádiz. También es posible que coexistan dos (o más) taxones (especies, subespecies, variedades), e incluso sus híbridos, pero habría que demostrarlo con métodos precisos. Nosotros nos hemos limitado a contar lo que sabemos del tema y lo que hemos observado, intentando encontrar algún patrón entre tanta variabilidad y también justificar la cita de la anthericoides por parte de Font Quer. A partir de ahí que cada cual observe, piense, y se forme su propia opinión.
      Un abrazo.

      Eliminar
  3. !Que he disfrutado con esta entrada!. Siempre había tenido la duda de porqué no éramos capaces de encontrar la U. anthericoides y, tras leeros, no me cabe duda de que esta era la planta a la que se refería Font Quer. ¡Que buenas dotes de observación y que paciencia habéis tenido!.Otra cosa es como decís que esta sea una var., subsp. o especie diferente a la U. maritima, con la que los especialistas la han sinonimizado, pero me temo que habrá que esperar a estudios moleculares para que su estatus quede aclarado. !Enhorabuena!.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Iñigo.
      De nadie, como de tí, nos podían agradar más unas palabras de respaldo y comprensión como las que nos dedicas.
      Un abrazo.

      Eliminar
  4. Viniendo de tí es más que un halago y nos reconforta que entiendas nuestra inquietud hacia esta planta. Cuanto más tiempo pasaba viendo las poblaciones costeras respecto a las de interior,más seguros estábamos de que, al menos, algo raro había.
    Pensamos como tú, que el "misterio de Font Quer" se ha resuelto.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Otra tortura...ya que prensar estas c. almorranas no es moco de pavo.
    No obstante, sí parecen diferentes. Jamás he visto infl. tan densas...
    Empezaremos ya a buscarlas.Fede.

    ResponderEliminar